Santos design

El estilo clásico es un estilo decorativo que viene del mueble antiguo (Luis XV, Maria Antonieta). Se caracteriza por una particularidad fundamental: su imagen recargada. Es una decoración tradicional, elegante y cálida, opuesta al minimalismo. Abunda tanta cantidad de elementos en el estilo clásico que esto provoca un ambiente muy recargado creando atmósferas llena de lujo y sofisticación, por este motivo se necesita gran cantidad de metros para poder completar una decoración tan exigente como esta y una muy buena iluminación. Es un estilo que no pasa en el tiempo y que mantiene siempre sus señas de identidad.

Colores

Los neutros son, sin duda, los mejores aliados para recrear atmósferas clásicas. Blancos, beiges, cremas o tostados son los más usados. Estas tonalidades son el marco perfecto para los muebles típicos de este estilo, muy pesados visualmente, contribuyendo a equilibrar las estancias.

Materiales

La madera es la gran protagonista en el estilo clásico. También la seda, la porcelana, terciopelo y otros materiales textiles que aporten un toque distinguido y elegante a la decoración. También los elementos metalizados en dorado y plata aportan esa misma elegancia y un toque distinguido.

 

Telas

Ricas, poderosas, con textura, de gran caída y fuerza. Son telas “pesadas” que enriquecen las estancias, llenándolas de reminiscencias clásicas. En cortinas o en tapizados, los tejidos hablan por sí mismos. Un universo de adamascados, cretonas, terciopelos… Donde los estampados juegan con las inspiraciones antiguas. Ellos son, sin duda, el broche perfecto para recrear este look.

Muebles

Los muebles son los elementos más importantes y característicos del estilo clásico. Sus formas y tapizados los hacen únicos e inconfundibles. Encontramos grandes referencias históricas en este estilo: Barroco, Neoclásico, Luis XV y XVI e incluso Rococó…

 

El material estrella en los muebles de estilo clásico es la madera noble de roble, cerezo o haya. Muebles como sofás, sillas o mesas de patas torneadas presentan asimismo frisos y escayolas muy trabajados.

Detalles

Los detalles marcan la diferencia en el estilo clásico. Decora tu espacio con antiguas piezas de arte e incluye retratos, cubertería de plata, candelabros de brazos, sofisticadas alfombras orientales y lámparas de arañas de cristal. Aportarán un toque único y singular a tu espacio y lograrás así un ambiente histórico y grandilocuente.

 

Opta por el estilo clásico si buscas una decoración llena de elegancia y tradición en la que abunden los objetos con historia y rodéate de arte.

Esto a sido todo por hoy, espero que os haya gustado y nos vemos el próximo lunes.

 

Saludos!