El estilo rústico es un estilo decorativo que surgió lejos de las ciudades, en el campo. Este estilo se adapta a un modo de vida tranquila y natural. Su objetivo es lograr un ambiente relajado, campechano y tradicional, que gire en torno a la naturaleza.

Materiales

Los materiales típicos que visten el estilo rústico son la piedra, el mimbre, el rattán, la madera, la cerámica, el lino, la piel y el algodón. Precisamente son estos materiales naturales los que consiguen crear este estilo tan sencillo y sin complicaciones. A menudo, las paredes y los suelos rústicos están decorados y revestidos con madera o baldosas y azulejos de piedra natural. Las fibras naturales como el hilo, el algodón, la lana o el lino, se utilizan en alfombras y cortinas de estampado liso. Los sofás y otros muebles pueden incluir estampados naturales como los florales.

Colores y estampados

 

 

El estilo rústico lleva la naturaleza, la frescura y la luminosidad al interior de la casa, por lo que la decoración basada en este estilo debe inspirarse en lo rural: claros tonos pastel, colores naturales y motivos florales son elementos más característicos de este estilo de decoración. A modo de contraste con este tipo de matices, los estampados a cuadros, rayas o lunares en colores vivos como el rojo o el azul dan el toque llamativo al conjunto del estilo. Los básicos que no pueden faltar en una decoración de estilo rústico son las flores frescas, las fundas en tonos pastel para sofás y sillas y los muebles de cocina con cierto aire nostálgico.

 

 

Muebles

Los muebles suelen ser de madera (pino, roble, castaño, nogal, haya) y de un estilo artesanal. Tienen un estilo gastado, pero también tienen detalles que los convierten en piezas de arte.

Los muebles tienden a ser más grandes y pesados. Ademas de la madera, otros muebles típicos son los de rattan y mimbre.  Las mesas auxiliares de cajones y las alacenas de madera con puertas de cristal son elementos muy comunes en un salón rústico, pero la chimenea es, sin duda, la gran protagonista.

Decoración

 

Los accesorios que mejor combinan con los muebles y la decoración de estilo rústico son aquellos que respiran cierto aire antiguo o desgastado. Regaderas de zinc, muebles de jardín de madera, metales oxidados y porcelana con un look vintage son elementos típicos del estilo rústico. Por otro lado, los muebles de madera torneada y las piezas de mercadillo son complementos perfectos para la decoración de estilo rústico.

Esto a sido todo por hoy, espero que os haya gustado y no olvidéis compartirlo!!!

Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *