Hoy 17 de noviembre de 2019 hace un año que decidí empezar mi pequeño negocio (1r aniversario de Santos Design). Decidí que era hora de luchar por mis sueños y sacarlos adelante. Decidí que era hora de ser valiente y luchar contra viento y marea por lo que siempre he soñado, el interiorismo y el diseño gráfico. Decidí que la vida es demasiado corta para dejar de hacer lo que tu quieres y por ese motivo comencé a hacer lo que mi corazón me dictaba en ese mismo instante. Decidí que era hora de abrirme una ventana después de que me hubiesen cerrado mil puertas.

Tuve miedo, de fracasar, de no ser lo suficiente buena y de no haber hecho mi sueño realidad. Tuve dudas, ¿confiará alguien en mi? ¿lo lograré? ¿podré dedicarme a lo que me apasiona? Dejé que mi corazón guiase mi cabeza y poco a poco gente de esta familia que hemos creado se interesaron por mi y me dieron la oportunidad de poder demostrarles que “si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, me dieron la oportunidad que nunca nadie me había dado.

Como todo negocio, empecé repartiendo flyers y tarjetas de visita casa por casa, piso por piso, tienda por tienda, con el frío en el cuerpo en los meses de diciembre, enero y febrero por toda Barcelona. Decidí montar una página web, sin tener conocimientos de como hacerla ni gestionarla, simplemente con un par de videos tutoriales de Youtube y me aventuré en algo tan desconocido para mi y que poco a poco me fascinó. Leí montones de libros, que me ayudasen a sacar adelante mi pequeño negocio. 

Descubrí personas maravillosas que me dieron fuerza y me enseñaron a caer y volverme a levantar con la misma ilusión que el primer día. Tan solo necesitaba que una sola persona creyese en mi, y esa persona era yo misma. Esa fué la clave, pensar que podía hacerlo, pensar que si yo no creía en mi misma nadie más lo haría. Así que, creí en mi misma y luché contra cada piedra y demonio que se cruzaba en mi camino. 

Este no es un trabajo de 8 horas diarias, básicamente me paso el día pensando, diseñando y trabajando. Este es un trabajo de 24 horas/7 días y muchos quebraderos de cabeza, pero sin duda, ningún otro trabajo podría hacerme más feliz que Santos Design. 

Todo lo que he hecho ha valido la pena, he crecido como persona y como profesional, por eso os doy las gracias. Gracias por haber confiado en mi y en mi emprendimiento. Gracias por todas esas palabras bonitas que recibo sobre mi trabajo. Sin vosotros nada de esto sería posible. 

¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

¡¡¡FELIZ 1r ANIVERSARIO!!!

1r aniversario
Abrir chat
1
¿Hablamos?
¡Hola!
¿En que puedo ayudarte?